Instrucciones para conquistar al amor de tu vida

0

Una flor del jardín, un bolsa de besos y un vale para un abrazo. Se pone todo en una cajita, se amarra con un listón rojo y se coloca en el lugar donde él va a pasar. En ese rectángulo de 30 por 20 aguarda un corazón y un alma ansiosa de ser amada. ¿Podrá conseguirlo?

Él encuentra la caja y el listón rojo. Al abrir ve la flor, el costal y el vale. No le encuentra ningún sentido. Vuelve a poner los objetos en su lugar, amarra de nuevo el nudo y deja la caja del mismo modo que la encontró. Así es como se pierde un amor llega a su fin sin siquiera haber iniciado. ¿Qué pasó? ¿Cuál fue el error?

El fracaso se debe al olvido, al errar en no escribir el nombre del remitente. Sin aquella indicación cómo sabrá el otro a quien responderle el llamado del amor, a quien amar y regresarle la flor, los besos y el abrazo. Para todos los despistados que dicen te amo antes del hola aquí hay unas pequeñas consideraciones –o recordatorios– para amar.

Todo comienza por un saludo

conquistar-al-amor-saludo

El amor a primera vista sí existe y seguirá haciendo estragos al final de los tiempos. Por eso hay que recordar presentarse antes de cualquier cosa. Un “buen día”, seguido de una pregunta sobre el clima bastará para iniciar la conversación. Después viene el “cómo te llamas y yo soy…” Ahora sí, el amor tiene un remitente y un destino.

Deja pasar el tiempo

conquistar-al-amor-tiempo

Tanto el amor como la amistad deben cultivarse. Pasar tiempo con el otro es como el agua para una flor y las ausencias son como el sol. Debe de existir un equilibrio entre la palabra y el silencio para que la planta madure, de lo contrario podría ahogarse o marchitarse.

En este punto hay que ser pacientes, dejar pasar el tiempo para que el fruto madure y pueda saborearse el dulce.


Primero está la amistad

poemas-para-olvidar

Un paso atrás del noviazgo está una sincera amistad, la cual regala todo sin esperar nada a cambio. En este espacio se aprende a convivir con respeto y tolerancia, valores que en el futuro serán la piedra angular del amor. También hay que aprender a confiar y a perdonar como lo hacen los verdaderos amigos. Si se consigue, el porvenir traerá consigo el paraíso perdido cuyo abrazo los cubrirá por siempre.

Aprende a lidiar con el dolor

Es imposible saltarse casillas y ganar el juego sin pasar por los calabozos. Hasta en las amistades hay problemas y hay que aprender a lidiar con ellos. A veces la situación parece complicarse porque al existir el amor, el dramatismo se hace presente, pero no hay que ceder a las pulsaciones irracionales, debes mantenerte cuerdo.

Termina de conocerte para entender al otro

Conforme las vicisitudes llegan, el color del carácter se hace presente. Es necesario conocerse a sí mismo, saber cómo respondería el alma ante un descuido, un olvido y una herida. Al identificar cada una de las reacciones, se puede encontrar la manera de controlarlas y como se está en una relación (o se busca estar en una) el aprendizaje también recaerá en el otro.

Manda las señales de amor en el momento indicado

conquistar-al-amor-b

Una vez que el puente terminó de construirse, es momento de caminar hacia el encuentro romántico. Es aquí donde la artillería pesada es conveniente: es hora de volverse un romántico. Hay que dedicar los poemas más bellos del mundo, proclamar un sincero discurso de amor y preparar la declaración máxima que un simple mortal puede idear ante una diosa.

Loading…

Tampoco hay que quebrarse la cabeza. Basta una cita modesta para decirlo todo: “Total parcial, te quiero. Total general, te amo”.

Así es como se conquista a un amor. Como te habrás dado cuenta no hay fórmulas, pasos o instrucciones certeras. No las hay porque el amor no es número o un objeto manipulable. El amor, el verdadero amor, son como los cuatro elementos: ardiente, escurridizo, fuerte y libre. Lo mejor que se puede hacer es entregarse al azar, ser sincero y esperar lo mejor.

Vía cultura Colectiva

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

About author

No comments

Ir a la barra de herramientas